La Transición en la Memoria

Os dejo un fragmento del libro de Mario Amorós, «La transición en la memoria» en el que se habla de mi bisabuelo.

La Transición en la Memoria

El 16 de abril de 1931 Manuel Alberola Sellés, elegido alcalde de Novelda después las elecciones municipales celebradas cuatro días antes, publicó esta nota en el boletín del Ayuntamiento:

Don Manuel Alberola Sellés, alcalde popular del Excmo. Ayuntamiento de esta Ciudad hago saber:

Que proclamada la República en España, por la voluntad del pueblo soberano y elevado a la alcaldía de este Ayuntamiento por los votos de los ciudadanos conscientes de la población, me pongo incondicionalmente a la disposición de este vecindario con la seguridad de que mi actuación, inspirada en los más puros ideales democráticos en que se ha apoyado siempre con la más estricta justicia e igualdad, respetando los derechos de todos, estando convencido de que me prestaréis vuestro apoyo y cooperación, observando siempre el orden y la moralidad con que se desarrollan los principios de la gran República Española para que todo redunde en bien de nuestra patria chica y de nuestra querida España.

Alberola fue el fundador del Círculo Republicano de Novelda ubicado en el bar Ricardo. En diciembre de 1930, en un contexto nacional marcado por los fusilamientos en Jaca de los capitanes republicanos Fermín Galán y Ángel García Hernández, fue encarcelado en el Reformatorio de Alicante junto con otros destacados militantes de la causa democrática de esta ciudad y de la provincia. El 14 de abril de 1931, después de que la República se proclamara el día anterior en Eibar y aquella misma jornada en Madrid y sucesivamente en todo el país, fue nombrado primer edil por la corporación de manera unánime.

Su mandato apenas duró un año y medio ya que falleció el 11 de diciembre de 1932, pero en aquel corto periodo de tiempo dejó una huella que aún caracteriza a la ciudad: impulsó la construcción del mercado de abastos, donó tierras de su propiedad para la ampliación del cementerio y, sobre todo, construyó un canal de riego (conocido como Canal Alberola) que transformó una gran cantidad de tierras de secano en útiles para el regadío en la zona oeste del término municipal.

Aquí podéis descargar el libro completo

Restauración placa original a la calle de Manuel Alberola

Captura de pantalla 2014-01-08 a la(s) 18.13.47

La familia de Manuel Alberola devuelve a la calle que lleva su nombre la placa original.

Antonio Almodóvar Alberola, nieto del que fue el primer alcalde de Novelda de la II República, vio ayer cómo la calle que lleva el nombre de su abuelo recuperaba una placa que se quitó durante el franquismo y que su familia ha conservado durante casi 80 años en perfectas condiciones.

Manuel García Terol explicaba que, durante los primeros años del franquismo, las autoridades decidieron retirar tres placas de la ciudad que recordaban a personajes que tenían una ideología claramente contraria a la del régimen: Pablo Iglesias, Blasco Ibáñez y Manuel Alberola, quién fue el primer alcalde de la II República en Novelda. Las placas de Iglesias e Ibáñez fueron destruidas, pero la de Manuel Alberola se salvó por el aprecio que le tenían los noveldenses. Entonces la familia la guardó en su casa durante todo este tiempo enrollada en una manta, que la ha conservado en perfectas condiciones.

Captura de pantalla 2014-01-08 a la(s) 18.18.19Antonio Almodóvar, nieto de Alberola, pudo ver ayer cómo la calle que lleva el nombre de su abuelo en la ciudad recuperaba esta placa que ha custodiado su familia como “oro en paño”. Aseguraba Almodóvar que su abuelo fue un gran alcalde para Novelda, realizando muchas obras importantes para la ciudad, aún habiendo gobernado durante poco tiempo. Pidió a cambio, eso sí, que el Ayuntamiento la trate como se merece y la conserve como hasta ahora lo ha hecho.

Las autoridades políticas de Novelda presenciaron también este momento histórico y acompañaron a la familia de Manuel Alberola, agradeciéndole la donación que han hecho.

Ver original